SAGRARIO AGUADO
PIONERA DEL SALTO DE ALTURA EN ESPAÑA

El atletismo español vivió en los pasados Juegos Olímpicos de Río uno de sus momentos más emotivos con el sensacional triunfo de Ruth Beitia en la prueba de salto de altura femenina. Una medalla de oro, más que merecida para la extraordinaria atleta cántabra, que tiene sus raíces no sólo en el fantástico trabajo que Ruth y todo su equipo llevan haciendo desde hace muchos años. Porque, para que las atletas españolas estén ahora compitiendo, y ganando, al máximo nivel internacional, hizo falta, mucho antes, que un grupo de valientes pioneras decidiesen, allá por los años sesenta, romper barreras y prejuicios para dedicarse al deporte.

Y, si hablamos no sólo del atletismo en general si no del salto de altura en particular, indudablemente la gran pionera en España fue Sagrario Aguado. La atleta madrileña dominó la especialidad desde finales de los sesenta a mediados de los setenta, elevó el record nacional de menos de 1.60 hasta el 1.75 que dejó como mejor marca y, además, fue la primera en introducir en nuestro país el revolucionario estilo de salto inventado por el estadounidense Dick Fosbury que, en los Juegos de México de 1968, cambió por completó la forma de afrontar el listón. Pero mucho mejor que contaros nosotros su historia es conocerla a través de sus palabras durante la charla que mantuvimos con ella en el cuarto programa de 'Marca Runner Asturias', emitido el 25 de enero en Radio MARCA Asturiasy que reproducimos a continuación, ilustrada con las imágenes que nos han cedido para la ocasión el diario MARCA y la propia atleta.

ENTREVISTA
Sagrario ¿cómo era el atletismo femenino español en los años sesenta?

El atletismo en aquellos tiempos no tenía nada que ver lo que es ahora y, evidentemente, cuando yo oigo hablar ahora a los atletas jóvenes me llena de satisfacción, porque pienso que el atletismo es tan bonito como para que todavía hoy haya gente joven que está muy animada y continúa haciéndolo.

Es curioso hablar de los años sesenta y tantos, cuando empezó el atletismo, sobre todo el femenino en España, que no empieza hasta el año 63, porque después de la guerra había estado prohibido. En el 63 empieza un grupo de mujeres a animarse a hacer atletismo… imaginaos lo que era en aquella época que una mujer hiciera deporte y, sobre todo, atletismo… ¡te llamaban de todo menos bonita!

Yo empiezo un poco más tarde, sobre el 65, y empecé saltando altura, pero saltando ‘rodillo’. Entonces no había fosos y a mí, una vez, me llevan a entrenar, me empiezan a hacer unas pruebas, hacen un montón de tierra… y yo digo ‘¿eso para qué es?’... ‘para que saltes’… ¿cómo qué para que salte?... ‘si, tienes que caer en la tierra’…

¡De colchonetas nada de aquella!

No, entonces no había más que tierra, era un montoncito de tierra y tu saltabas. Y, evidentemente, saltaba a rodillo.

Claro, porque en esas condiciones saltar ‘Fosbury’ sería ‘complicado’…

Más que complicado ¡me hubiera quedado parapléjica! (risas) Entonces vamos avanzando un poquito más y ya ponían unos sacos de goma espuma, en los que era un poquito mejor la caída que con la tierra. Pero cuando te caías en la juntura de los sacos pues tampoco era muy agradable, así que yo seguí saltando ‘rodillo’. Y a raíz de los Juegos del 68, es cuando llega Fosbury y nos sorprende a todos, porque era un estilo que nunca se había saltado así y que, como nunca lo habían hecho antes, lo tuvieron que aprobar. Eso le paso a De la Cuadra Salcedo, con la jabalina, que no se lo homologaron, y a Fosbury se lo tuvieron que homologar. Así que, a la vuelta de esos Juegos, yo que tenía un entrenador muy lanzado, muy loco y muy bueno (Bernardino Lombao) pues empezamos a saltar Fosbury… como Dios nos dio a entender, porque tampoco es que fuese muy técnico cómo lo hacíamos. Cómo no había fosos empezamos a entrenar en la piscina universitaria. Allí montábamos unos números tremendos, poníamos de listón una toalla y de foso hacía el agua… y yo saltaba y caía al agua.

Y es que para saber a donde se ha llegado ahora, que lo de Ruth Beitia es de ‘chapeau’, porque en mediofondo hemos sido siempre muy buenos, pero en las pruebas de concurso y, sobre todo, en saltos, España no había destacado mucho y ahora, últimamente, tenemos saltadores de longitud fantásticos, de triple… y de altura ya hemos visto lo que nos hemos traído, una medalla de oro, y eso ya es el no va más, pues yo le digo muchos veces a Ruth (con la que tengo muy buena relación y me llevo muy bien, porque es una persona fantástica, que si buena es como atleta, que está visto y demostrado, como persona es estupenda, que en el fondo es lo mejor)… oye guapa, pero que sepas que habéis llegado a lo que habéis llegado gracias a que unas locas empezamos cuando ni sabíamos… porque yo la veo saltar ahora y veo como saltaba yo y me da vergüenza. Yo saltaba porque tenía condiciones y ‘bote’, pero ahora, cuando veo como está estudiado… ¡ahora se estudia cada movimiento!

¿Antes era más intuitivo?

Era que teníamos condiciones, ‘bote’ y muchas ganas, que eso era también importante… y después pues se ha llegado a lo que se ha llegado.

Sagrario, midiendo 1.73, y siendo rubia, de ojos verdes, eras casi más modelo que atleta, si fuera ahora te lloverían los contratos publicitarios…

Eso si es verdad que yo digo, de broma, si a mi me hubiera pillado esta época me hubieran dado un anuncio... ¡aunque hubiera sido de un desodorante! (risas)… evidentemente entonces no te daban nada. Yo le debo mucho, muchísimo, al atletismo. Dinero no me ha dado nunca nada, pero me ha dado muchísimas satisfacciones y la posibilidad de viajar mucho, de conocer a mucha gente, de estar en muchos sitios que si no hubiera sido por eso a lo mejor yo nunca hubiera llegado aunque hubiera sido presidente de una empresa. O sea que me ha dado mucho, dinero ya te digo que nada porque en ese momento no existía… hablaban entonces del ‘amateur marrón’, que eran los de baloncesto…

¿Tú también hiciste baloncesto?

Si, también jugué en primera división de baloncesto… hacer hice muchas cosas… bien no se si alguna, pero hacer hice muchas cosas. Jugué en primera nacional en baloncesto y lo compatibilizaba con el atletismo.

Y tanto que muchas cosas, fuiste varias veces campeona de España, tanto en pista cubierta como al aire libre, hiciste avanzar la plusmarca española 15 centímetros al aire libre y 17 a cubierto, fuiste dieciséis veces internacional…

En aquella época participé en todos los encuentros internacionales que había, lo que pasa es que nosotras teníamos, como mucho, dos o tres al año. Los mítines que ahora existen prácticamente no existían, alguna vez te invitaban a algún sitio. Afortunadamente ha cambiado todo tanto… me ha encantado cuando he oído a Carlos Alonso hablar y decir que estaba haciendo una ingeniería. A mi me parece tan importante, y he luchado tanto por el día de después, que el que un atleta, o cualquier deportista, intente compatibilizarlo con un estudio y con una formación me parece importantísimo, porque, al final, de lo que tu vives es de tu profesión, no del deporte. Es muy difícil en este país vivir del deporte, como no seas Nadal o seas Sergio Ramos. Y quiero decir que si una persona ha sido lo que ha sido en el deporte es porque para ser deportista no se puede ser ningún tonto. Si tu tienes que preparar una carrera y tienes que mirar la estrategia que tienes que seguir… no puedes ser tan tonto. Antes la gente se creía que quien hacía deporte era porque no servía para hacer otra cosa, y no es verdad. Pero si hay que inculcar y decir a la gente que, aunque es difícil, porque ahora compatibilizar los entrenamientos con el estudio es complicado, ahora son profesionales deporte, antes no lo éramos pero ahora ya si porque la exigencia es muy grande, que no olviden nunca que después del deporte hay que ofrecer algo más. Porque mientras estás arriba todo el mundo se hace la foto, y está muy bien, pero cuando eso se acaba te quedas sólo, y si no tienes preparación de nada es complicado.

PRINCIPALES RESULTADOS DEPORTIVOS DE SAGRARIO AGUADO
Recordwoman de España de salto de altura 14 veces
6 veces Campeona de España al aire libre (años 69, 70,72,73,74 y 75)
8 veces Campeona de España en Pista Cubierta
Internacional desde el año 66 hasta el año 77 en todos los encuentros que se realizaron, así como meatings y Juegos del Mediterráneo de Esmirna y Argel
Medalla de bronce en la Copa Latina (Brasil)
Medalla de bronce en la Copa de Europa (Madrid)
Campeona de España Universitaria
Recordwoman de España Universitaria

Fotos: Diario MARCA

MÁS INFORMACIÓN:

Mujeres Atletas: Sagrario Aguado Plusmarquista de Salto de Altura - vídeo de la Filmoteca Nacional, web RTVE

Una pionera del atletismo femenino en España - por Miguel Villaseñor, web RFEA

Entrevista a Sagrario Aguado sobre su vida profesional - web de la Escuela de Organización Industrial

Dick Fosbury OL guld 1968 - vídeo en el que Dick Fosbury explica su técnica de salto

DEJA TU COMENTARIO:

¡COMPARTE!