CÓMO EVITAR LOS GOLPES DE CALOR

Cómo cada mes, tenemos con nosotros a Mario González, de Espacio Can para hablar sobre canicross. Una especialidad deportiva que no se puede practicar en verano por las altas temperaturas, que son muy perjudiciales para los perros. Porque, aunque no estemos en el sur y tengamos un tiempo bastante agradable, en los días de calor hay que tener un cuidado especial con los perros ¿No es así Mario? ¿Qué se hace en estos días para evitar los golpes de calor?

En los días de calor, y en los de no tanto calor, hay que tener mucha precaución con los perros. Son muy sensibles al calor, mucho más que nosotros. Para bajar la temperatura corporal, el sudor sólo lo emiten por las almohadillas, y con el jadeo bajan también la temperatura corporal, así cómo por alguna zona, por la barriga también pueden bajarla algo... pero les cuesta mucho más que a nosotros. Por eso, padecen mucho más el calor y hay que extremar las precauciones. En esta época son muy habituales los golpes de calor por despistes o descuidos, sobre todo a la hora de dejar a los perros en los coches. Un perro encerrado en un coche con las ventanillas subidas, o con muy poca circulación de aire, puede morir en cuestión de diez o quince minutos porque el calor aumenta muchísimo en el coche y el perro no lo puede soportar. Para evitarlo hay que tomar precauciones. Nosotros, en Espacio Can, vendemos diferentes productos para mantener los coches bien ventilados. Hay cortinas de rejilla, para poder dejar las ventanillas bajadas, hay ganchos para dejar los maleteros abiertos y que el perro no pueda salir pero tampoco pueda acceder nadie al maletero pero si que pueda correr el aire. Hay que tener mucha precaución con esto porque todos los años se producen fallecimientos de perros o lesiones graves por esta causa.

Y a la hora de hidratarlo cuando vamos con el perro ¿hay que hidratarlo continuamente? ¿Simplemente con agua?

Sí, para el perro simplemente agua, pero hay que evitar las horas de más calor porque sufren mucho el calor y van a rechazar la actividad durante esas horas del día. Lo vemos también con la gente que corre, hay gente corriendo en días de calor a las peores horas. Y si para nosotros no es adecuado, con un perro muchísimo menos. El perro tiene que tener siempre agua fresca disponible, evitar las horas de más calor, que puedan descansar cuando lo requieran y, por supuesto, y por desgracia para los aficionados a correr con perros y al deporte con perros, los meses de verano son totalmente inútiles en este sentido de competir porque con los perros no se puede hacer nada hasta que no llegue más frío.

DEJA TU COMENTARIO:

¡COMPARTE!